Javi Márquez puede ser una ‘ganga’

La agenda del Valencia tiene mucho recorrido. Tanto que los nombres que hay inscritos en ella siempre vuelven a saltar a la palestra. Y es el caso de Javi Márquez. El centrocampista del Espanyol vuelve a estar más a tiro que nunca.

Las salidas de Mehmet Topal y de Tino Costa pueden provocar que el mediocentro periquito se convierta en un objetivo prioritario atendiendo a los parámetros calidad-precio con los que se mueve el actual Valencia.

Si el turco y el argentino abandonan el equipo blanquinegro, el director deportivo Braulio Vázquez agilizará la maquinaria para suplir dichas bajas. Si bien Bruno Soriano es el que más agrada y acopla, ahora mismo las relaciones entre el Valencia y el Villarreal no son las más amables. Por ello, el otro futbolista que encaja es Javi Márquez.

El espanyolista está en su último año de contrato y no hay forma de que renueve. De ese modo el club blanquiazul lo da por perdido. Y el precio por el que puede rondar su venta está alrededor de los 3 millones. Curiosamente es un jugador muy seguido por la Dirección Deportiva del Valencia en los últimos años.

Intenso seguimiento
De hecho se intentó ficharlo en los tres últimos veranos -bajo los mandatos de Fernando Gómez y del propio Braulio Váz-quez- y las cantidades eran inalcanzables. Su cláusula es de 8 kilos pero a un año de finalizar su contrato y que esta campaña no haya jugado hacen que el precio se haya rebajado.

Ahí entra el Valencia. Con su telaraña en la medular. Si Topal y Tino Costa se marchan se tratará que el holandés Hedwiges Maduro renueve y entonces entraría en juego la incorporación de Javi Márquez.

De hecho, esta maniobra requiere de un punto de vista deportivo, pero también económico. El club necesita recaudar para cubrir el presupuesto y no presentar números rojos. Pero a su vez debe fichar por las bajas que se den. Y éstas, a su vez, no deben suponer un coste ni igual ni superior a lo que se ingrese.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.